Artículos: Belleza, salud y nutrición

La función de las pestañas es proteger los ojos de cuerpos extraños que pueden lastimarlos o irritarlos y hacer sombra para cubrir los ojos del sol. Pero a través de la historia han jugado un papel muy importante en la belleza de las mujeres, por eso es interesante saber más de ellas para sacarles el máximo provecho.

¡MAQUÍLLALAS!

Maquillarlas las hará lucir más abundantes y le dará un toque de intensidad a tu mirada. Por eso, decimos sí al maquillaje o rímel para pestañas pero es importante que utilices productos que contengan ingredientes naturales o vitaminas que nutran tus pestañas.

Un tip para maquillarlas y que se vean más largas es hacerlo en zigzag para cubrirlas por completo y evitar los grumos. Presta atención a la fecha de caducidad de tu rímel, dura aproximadamente 3 meses después de abierto, así que si sigues usándolo pasado este periodo podrías estar contaminando o resecando tus pestañas y contribuyendo a que se caigan o quiebren.

DESMAQUÍLLALAS SIEMPRE

Lavar tu rostro y retirar por completo todo el maquillaje es un paso sumamente importante en tu rutina de belleza para cuidar la piel. No por llegar muy cansada o muy noche dejes maquillaje en tu rostro, pues necesita respirar y descansar.

Las pestañas, igual que la piel, tienen poros que se bloquean o tapan con el maquillaje. Necesitan respirar y tener un descanso de todos los productos. Para desmaquillarlas puedes utilizar jabón neutro o aceite de coco u oliva que además de retirar por completo el rímel las hidratan. Recuerda limpiarlas con un algodón y movimientos suaves verticales de arriba abajo, nunca hacia los lados pues puedes debilitarlas y arrancarlas.

Fuente: Embelle.com