Artículos: Belleza, salud y nutrición

 

Los niños olvidan muchísimas de las experiencias que viven en sus primeros años, pero hay algunos hechos que los marcan para siempre. Siempre se ha dicho que los hijos son el reflejo de los padres. Por eso su labor durante la etapa de crianza es el desafío más grande, ya que deben darles buen ejemplo, apoyarlos y educarlos.

1. Los momentos que usted no les puso atención

Los niños valoran o miden el amor de sus padres según el nivel de atención que les prestan sus padres. Así haya mil cosas por hacer en la oficina o en la casa, los papás deben sacar siempre tiempo para jugar y salir a realizar diversas actividades con sus hijos.

2. Las veces en que usted los maltrató

Todos los niños tienen sus pataletas y los papás deben saber cómo lidiar con este tipo de situaciones en las que deben imponer su autoridad. Pero lo más importante es que siempre se corrija mediante un diálogo respetuoso y que no abunden las críticas.

 3. Las oportunidades en que los hizo sentirse seguros

Todos los seres humanos tienen miedos. Pero en la infancia esos miedos suelen verse más grandes que en cualquier otra etapa de la vida. La protección que dan los papás genera una seguridad para los años que vienen muy importante. Esta no se logra solamente dándoles lo necesario para vivir sino también acompañándolos y escuchándolos en los momentos que para ellos son difíciles. Los niños sienten temor de algunas cosas, unas reales y otras imaginarias como el monstruo que los va a acechar en la noche o no tener amigos colegio.

4. Las oportunidades en que usted puso la familia por encima de todo

Sus hijos siempre recordarán los momentos en que usted puso a su familia como prioridad frente a otras preocupaciones. Para ellos las reuniones y tradiciones familiares como la Navidad o los cumpleaños son lo más importante, y no entenderán fácilmente que estos momentos se pierdan por asuntos que no son importantes. Tener sentido de pertenencia por su familia es una de los grandes regalos que usted puede darles.

Fuente: semana.com